"Cuando hay una tormenta los pajaritos se esconden, pero las águilas vuelan más alto"

Mahatma Gandhi
Inicio | Noticias | Los mayores colaboran con Aremi organizando un ‘botellón saludable’

Los mayores colaboran con Aremi organizando un ‘botellón saludable’

Broches de gotas de agua que reivindican las bebidas sin alcohol. Esa es la apuesta de este año de los usuarios del Centro Sociocultural de Mayores (CSM) para su tradicional fiesta solidaria, que en esta ocasión se celebrará el sábado por la tarde en el parque Antonio Machado. Bajo el título Mójate: primer botellón saludable intergeneracional, los usuarios pondrán a la venta por dos euros un total de 300 broches de colores con forma de gota de agua. Todos ellos han sido elaborados de forma manual tanto por las personas del centro como por miembros de Aremi, la asociación de alcohólicos rehabilitados, con la que el CSM colabora este año de forma estrecha. A Aremi se destinará el dinero que se recaude de la venta de los broches, así como de otras actividades. Según vayan vendiendo las gotas se destaparán las distintas piezas que esconden la foto solidaria, donde aparecen todas las personas que han querido implicarse en esta actividad. Para la concejala de Servicios Sociales, la iniciativa sirve ante todo para que ambos colectivos se conozcan y se eliminen estereotipos. «Por un lado que se elimine la idea de que el envejecimiento va relacionado con la enfermedad, la soledad o la dependencia, y por otro que las personas del CSM conozcan cómo trabajan otras asociaciones», apuntó. Por eso, este grupo de mayores, «dinámicos, activos y comprometidos con la sociedad», pretenden con esta actividad abrir el trabajo de Aremi al resto de la población mirandesa. En este sentido, su presidente, Rafael Sánchez, agradeció al CSM que pensaran en ellos para esta fiesta «porque estas cosas son bonitas para nosotros, estamos poco acostumbrados. Todavía cargamos con la etiqueta de alcohólicos», lamentó. En cuanto al lema de la actividad, Sánchez mostró su recelo a la inclusión de la palabra botellón, aunque sea saludable. «Podían haber puesto reunión o cualquier cosa, pero parece ser que está de moda ahora esa palabra. Yo soy un poco drástico con estas cosas», señaló. Por su parte, Ortega recordó que los problemas de alcohol también afectan a los mayores, «y esto puede servir para sensibilizar».